Los arándanos son ricos en antioxidantes, una de las principales propiedades de los frutos rojos. Estos agentes retrasan la oxidación de otras moléculas y frenan el envejecimiento de la piel y el organismo.
Los beneficios de los arándanos son infinitos, y entre ellos está el mejoramiento de la vista, sobre todo durante la noche.
Existen estudios que confirman que comer arándanos regularmente puede ayudar a mejorar la visión nocturna, pueden ayudar a reducir la fatiga ocular y mejorar la vista débil.
La famosa agudeza visual de los indios nativos americanos está relacionada con la ingesta de gran cantidad de arándanos dentro de su dieta, dado que es un arbusto muy abundante en los bosques americanos.
Y durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos de combate británicos consumían grandes cantidades de té y mermelada de arándanos, para agudizar su visión antes de los ataques nocturnos contra posiciones enemigas.
Los compuestos únicos en arándanos parecen mejorar la elasticidad capilar y permeabilidad del ojo, dando como resultado la prevención de cataratas y la protección contra el glaucoma.

Una manera deliciosa para cuidar tu salud visual.

Call Now Button